OCTOBRE 2018


BOCUSE D’OR HOMENAJE: A DOS GRANDES CHEFS 

Después de que en septiembre se desvelara el primer plato de la competición en honor a Paul Bocuse, ahora el certamen conmemora a Joël Robuchon con un Chartreuse Vegetal con Moluscos 

El Bocuse d’Or, que tendrá lugar el próximo enero en Sirha, quiere rendir homenaje en 2019 a dos grandes chefs que han contribuido significativamente a promover el evento y que desgraciadamente han fallecido este año: Paul Bocuse, fundador del concurso y Joël Robuchon, su primer y último Presidente Honorario. En honor a su memoria los finalistas de la competición de cocina más exigente del mundo deberán esmerarse en la elaboración de dos platos tradicionales a los que tendrán que ponerle tanta imaginación como destreza. 

El Bocuse d’Or es un auténtico laboratorio para la cocina mundial. Sus 24 finalistas se enfrentan a un reto que exige tanta creatividad como habilidades técnicas. De esta forma, el show reproduce fielmente la atmósfera que se respira en las cocinas profesionales: una sutil mezcla de aromas, sabores y saber hacer. 

El año 2019 será muy especial para este célebre concurso. Se homenajeará a dos importantes figuras dentro de la competición  que nos han dejado este año: Paul Bocuse, creador del certamen y Joël Robuchon, su primer y último Presidente Honorario. En memoria de Paul Bocuse, los concursantes tendrán que cocinar un Costillar de ternera con cinco chuletas principales preparadas con vísceras asadas. En segundo lugar, recordando a Robuchon, deberán preparar un Chartreuse Vegetal con Moluscos utilizando los productos ofrecidos por el METRO market, patrocinador oficial del plato. Los candidatos deberán dar rienda suelta a su sentido creativo para que el resultado final sea tan espectacular a la vista como al gusto. 

En palabras de Régis Marcon, presidente del Comité Internacional de la Organización, “en un año que está llegando a su fin hemos perdido a dos grandes figuras de la gastronomía, Paul Bocuse y Joël Robuchon. Conmemoramos la figura de Paul Bocuse con el costillar de ternera, un plato que fue anunciado en septiembre. Hoy, queremos rendir homenaje a Joël Robuchon, el indiscutido maestro de la cocina y el chef que más estrellas Michelin ha acumulado del mundo a lo largo de su carrera. Su visión: transmitir su conocimiento a través de su magistral técnica. Modernizó las tradicionales obras maestras de la cocina francesa y para esta gran final invitamos a los candidatos a seguir sus pasos reinventando la receta del Chartreuse. Mi consejo: revisar, modernizar, personalizar esta emblemática receta. Sorprendednos, inspirad a los chefs alrededor del mundo y animad a los jóvenes chefs a seguir vuestro ejemplo. Sed los orgullosos embajadores del Bocuse d’Or junto a chefs de todo el mundo mostrando lo que el Bocuse d’Or representa: un formidable laboratorio de creatividad para todos los estilos de cocina del mundo, un evento que empuja a la reinvención, recreación, respeto a lo fundamental de forma perpetua”, ha señalado Régis Marcon.

Cómo prepararán el plato 

Los candidatos tendrán que cocinar dos Chartreuses de ocho porciones cada uno. Éstas deben ser idénticas, elaboradas como mínimo con un 50% de productos vegetales y rellenas de un guiso hecho a base de cuatro tipos de moluscos (vieiras, mejillones, ostras y berberechos). Aunque  el tamaño del Chartreuse viene estipulado – no puede exceder los 20 cm de diámetro – la interpretación de la receta es libre. El resultado final será presentado en un plato que proporcionará la organización del Bocuse d’Or. Servidos calientes, los Chartreuses se riegan con una sola salsa, mientras que sus acompañamientos se componen de una o varias verduras como brotes de ensalada o hierbas aromáticas.

Los productos autorizados son todo tipo de vegetales disponibles en el mercado excepto trufas (incluidas verduras, cereales, semillas y derivados), huevos, cualquier producto lácteo, una cesta de marisco con 32 vieiras, 60 mejillones, 18 ostras de grado 2 y 60 berberechos. Los Chartreuses deben estar cocinados en 5 horas desde el comienzo de la prueba.