SEPTEMBER 2018



COUPE DU MONDE DE LA PATISSERIE : 
30 AÑOS DE UNA AVENTURA QUE AVANZA 

Creada en 1989, la Copa del Mundo de la Pastelería ha sido pensada y edificada para seguir siendo la punta de lanza de los oficios de pastelero, heladero, chocolatero, confitero. Su propósito, desde siempre, ha sido promover la transmisión de los conocimientos del Maestro hacia el alumno,  para valorar también los productos dentro de la exigencia de un uso óptimo, si no ideal, de las materias primas agrícolas” recuerda Gabriel Paillasson, el Presidente Fundador de la competición.

Sólo dos años después de la celebración del 1er Bocuse d’Or, el pastelero de Lyon había dado de lleno imaginando una competición dedicada al género dulce con el mismo rigor, el mismo nivel de excelencia y el mismo espíritu festivo que su alter ego del salado. Y el tiempo no ha cuestionado la iniciativa, sino todo lo contrario.
La pastelería ha ganado autonomía y ha adquirido nuevos territorios hasta el punto de reunir, en 30 años de competición, profesionales llegados de más de 60 naciones, creando así más que una formidable comunidad, una gran familia! 

« He tenido la suerte de ganar el título en 1995 y nunca olvidaré ese momento. Son meses de preparación y de esfuerzos. Es un concurso muy exigente física y mentalmente. Pero vale la pena, es una ventana incomparable que hace que el público en general nos conozca, pero también todos los grandes apellidos de la profesión ».
Pierre Marcolini, Medalla de Oro Coupe du Monde de la Pâtisserie 1995

La Copa del Mundo de la Pastelería es a la imagen de la disciplina de la cual defiende los valores: una práctica viva que siempre ha sabido rechazar sus límites y quedarse al acecho de las últimas innovaciones y tendencias de consumo, como de las reivindicaciones de la sociedad. Asímismo, la competición no podía ignorar las preocupaciones en materia del medio ambiente y de bienestar que afectan a los sectores de la restauración.

UN POSTRE AL PLATO VEGANO

Por primera vez en la historia de la Copa del Mundo de la Pastelería, el postre al plato deberá ser  100% vegano. En otras palabras: un postre que no utiliza ningún producto animal o de origen animal. Una dificultad sin precedentes que ayudará a potenciar la creatividad de los candidatos, atendiendo a la vez las preocupaciones actuales de los consumidores. “Actualmente, existe una verdadera demanda por este tipo de preparación, recurriendo a alimentos de origen exclusivamente vegetales” subraya Philippe Rigollot.

UN TEMA COMÚN PARA 2019 : NATURALEZA, FLORA Y FAUNA

«Queríamos introducir un tema impuesto para tener elementos de juicio coherentes entre todas las propuestas pero que sea también unificador para los candidatos. Los temas de la Naturaleza, la Flora y la Fauna nos han parecido perfectamente representativos de las preocupaciones del momento” explica Philippe Rigollot.

APOYAR A LA ABEJA, CENTINELA DEL MEDIO AMBIENTE

Otra prueba se basa en ese tema con respecto al medio ambiente : hacer un postre de chocolate con una galleta realizada obligatoriamente a base de miel. Esta prueba es objeto de una colaboración con la Unión Nacional de Apicultores de Francia (UNAF) que se compromete para la preservación de las abejas y, de hecho, en las cuestiones mayores de la biodiversidad y la polinización. “Nos ha parecido oportuno utilizar la fama de la Copa del Mundo de la Pastelería para dar a conocer una causa tan noble y esencial, como la defensa de las abejas que son los verdaderos centinelas de medio ambiente”, especifica el Presidente Philippe Rigollot.

EL AZÚCAR SOUFFLÉ PARA RESALTAR EL TALENTO TÉCNICO

Entre las otras novedades de esta 15ª edición figura la realización de una escultura de azúcar que deberá incorporar, obligatoriamente, un elemento transparente de azúcar soufflé de unos 25/35cm.
Esta obra deberá llevarse a cabo a mano, para obligar a los candidatos a demostrar sus habilidades técnicas.

“Mi sueño de siempre ha sido iluminar mi oficio y la victoria ha sido fabulosa porque me ha permitido colocarlo al frente del escenario y  poder comunicar al mundo entero la importancia de la pastelería francesa en el mundo», explica Christophe Michalak, Medalla de Oro Coupe du Monde de la Pâtisserie 2005.